Breves de Francia - 31 de diciembre 2010

Exposición Sombra y Luz. Fotografía moderna mexicana

JPEG

Fuente: Archivo Fotográfico Manuel Toussaint, Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

El Instituto Cultural de México presenta hasta el próximo 25 de febrero la exposición Sombra y Luz. Fotografía moderna mexicana, la cual reúne obras fotográficas de tres artistas mexicanos: Manuel Álvarez Bravo, Agustín Jiménez y Luis Márquez.

Esta exposición se inscribe en el marco del Mes de la Fotografía en París de noviembre de 2010, y de las manifestaciones del Bicentenario de las Independencias de América Latina y el Caribe 2010. En lo que respecta a México, la exposición contó con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de la Secretaría de Educación Pública y del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).

Manuel Álvarez Bravo, Agustín Jiménez y Luis Márquez fueron elegidos por las similitudes en sus respectivas trayectorias artísticas, sus encuentros y sus influencias, en especial, al inicio de su carrera profesional y durante la maduración de su estilo personal, a partir de finales de los años veinte y durante los años treinta.

En efecto, estos tres artistas contribuyeron a renovar el arte fotográfico mexicano durante el periodo postrevolucionario, considerado como la vanguardia histórica de la fotografía mexicana, y a su aparición en la escena internacional. Ellos intentaron en particular reinterpretar los temas que tradicionalmente trataba la fotografía como el retrato, el paisaje, la arquitectura, los ritos populares, las luchas sociales y la vida cotidiana, al tiempo que integraron nuevos elementos, del mismo modo que la abstracción o el exilio, y concentrándose aún más en las texturas, los reflejos, los juegos de sombra y de luz.

Para mayor información:
http://mexiqueculture.org/

El clima de los negocios mejora en Francia

JPEG

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos (MAEE) – Servicio fotográfico

La encuesta mensual de coyuntura realizada por el INSEE (Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos) muestra una mejora en el clima de los negocios en el mes de diciembre de 2010, continuando así con su lenta recuperación que dio inicio a mediados de 2009.

El indicador del clima de los negocios en Francia, que se calcula a partir de información recabada entre los empresarios de los principales sectores de actividades, avanzó un punto en diciembre, elevándose así 105, esto es, una cifra por encima del promedio que tuvo durante un largo periodo, que es de 100 puntos. Este indicador alcanza, pues, su nivel más alto desde mediados de 2008.

Esta tendencia se registra en todos los sectores económicos, con un alza más importante en los servicios y la industria. Por otra parte, traduce una normalización del clima económico luego de la fuerte baja que se registró tras el inicio de la crisis financiera.

Paralelamente, el indicador de cambio, que mide el ritmo de aceleración o de desaceleración de la actividad y está destinado a detectar un posible cambio de coyuntura industrial, se mantiene a un nivel estable desde hace un año, permaneciendo así en la zona favorable.

Para mayor información:
http://www.insee.fr/
http://www.gecodia.fr/

Proyecto de batería vegetal del CNRS

JPEG

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos (MAEE) – Servicio fotográfico

Dos equipos de investigación del CNRS, que laboran en el Instituto Francés de almacenamiento de energía de Amiens, trabajan actualmente en la elaboración de una batería completamente vegetal que, a largo plazo, desean comercializar.

Desde que se imaginó la batería vegetal en 2008, la investigación en esta área está avanzando. El objetivo de los investigadores es, así, crear un acumulador de litio totalmente orgánico para remediar el problema del impacto ecológico de los materiales de origen geológico que se utilizan actualmente para el acumulador de litio. El método previsto consiste en introducir materiales orgánicos derivados de recursos agrícolas en las baterías de litio, los cuales reemplazan materiales no renovables.

Esta técnica, combinada con un intento por mejorar el rendimiento del sistema y un balance ecológico de éste, debería permitir limitar el impacto en el medio ambiente de este nuevo acumulador de litio durante todas las fases de su fabricación. Los compuestos orgánicos de esta batería vegetal podrán, además, reciclarse o destruirse puesto que con frecuencia se trata de combustibles. En lo que respecta al litio, este se recuperará y se reutilizará en su totalidad.

Esta investigación representa un avance significativo en el perfeccionamiento y utilización de medios de almacenamiento de la electricidad que respeten más el medio ambiente. La batería vegetal podría, a largo plazo, reemplazar la actual batería de litio, la de mayor rendimiento del mercado por su capacidad de almacenamiento y de distribución de energía eléctrica.

Para mayor información:
http://www.enerzine.com/

Dernière modification : 25/08/2014

Haut de page