Hermana Consuelo Morales gana Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos “Gilberto Bosques” [fr]

JPEG

México, 5 de febrero de 2015

En su segunda edición, el Premio franco-alemán de Derechos Humanos “Gilberto Bosques” se atribuyó a la Hermana Consuelo Morales Elizondo, Presidenta de la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), de Monterrey, en el Estado de Nuevo León.

Los Derechos Humanos son el fundamento de un compromiso común de Alemania y Francia a escala internacional, insistieron los Embajadores de ambos países, durante la ceremonia de entrega del Premio, que se llevó a cabo en la Residencia de Francia hoy, jueves 5 de febrero.

“El respeto y fomento de los Derechos Humanos son prioridad central en la cooperación y amistad franco-alemana, en casa y en el mundo entero. La proclamación de los Derechos Humanos, a escala nacional e internacional sólo puede ser eficaz si existen mecanismos adecuados para garantizar su respeto. Alemania y Francia apoyan por consiguiente a organizaciones gubernamentales y no-gubernamentales de la sociedad civil en numerosos países en su esfuerzo por mejorar la situación de los derechos humanos”, destacó el Embajador de Alemania, Viktor Elbling.

“Hoy en día, la implementación y la defensa de los Derechos Humanos son una preocupación mundial. A casi un mes de los trágicos atentados en París, la actualidad nos demuestra que estos derechos nunca se pueden dar por adquiridos de manera definitiva y que debemos seguir atentos a su defensa y promoción”, declaró por su parte la Embajadora de Francia, Maryse Bossière.

El propósito del Premio franco-alemán de Derechos Humanos “Gilberto Bosques” consiste en apoyar de manera constructiva y respetuosa las iniciativas que permitan avanzar en el camino de la defensa, promoción e implementación de los Derechos Humanos en México. Con la entrega de este premio, Alemania y Francia buscan, no sólo destacar la labor de la sociedad civil en el ámbito de estos derechos, sino también ofrecer un foro en el cual protagonistas gubernamentales y no-gubernamentales puedan interactuar.

Para esta segunda edición, el jurado recibió numerosas candidaturas, todas sumamente relevantes. El Premio fue conferido a la Hermana Consuelo Morales Elizondo (ver biografía abajo) por el gran trabajo que realiza en favor de la protección de los Derechos Humanos a través de la organización que fundó en 1993, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC). Desde 2007, la fundación se enfoca en la lucha contra la violación de los Derechos Humanos derivado del actual combate contra el narcotráfico. “Lo especial de su acción es su esfuerzo de involucrarse también en los procedimientos legales”, declaró el Embajador Elbling, antes de añadir que este estrecho diálogo con las autoridades es “muy constructivo y ejemplar”, pues garantiza la eficiencia del trabajo de CADHAC.

El Premio franco-alemán de Derechos Humanos fue creado en el año 2013, con motivo del Cincuentenario del Tratado del Elíseo. Este tratado, firmado por el Presidente francés Charles De Gaulle y el Canciller alemán Konrad Adenauer, selló la reconciliación entre ambos países. Esta iniciativa no es exclusiva de las embajadas de Francia y Alemania en México, sino que se lleva a cabo en muchos otros países del mundo.


Hermana Consuelo Morales Elizondo

Directora y Fundadora de Ciudadanos en Apoyo a los derechos humanos, A.C. (Monterrey, Nuevo León)

La Hermana Consuelo Morales, pertenece a la Congregación de Notre-Dame, Canónigas de San Augustín. Estudió la Licenciatura en Trabajo Social en la Escuela de Trabajo Social Vasco de Quiroga en la Ciudad de México y la Maestría en Derechos Humanos y Democracia en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), sede México.

Ha sido Presidenta de la Conferencia de religiosas Mexicanas, sede Arquidiócesis de Monterrey, y miembro de diversos consejos ciudadanos, entre ellos: el Consejo Permanente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, a nivel nacional, el Consejo del Grupo Humanitas, A.C., el Equipo Coordinador de la Red de Organizaciones Civiles del Norte de México, y actualmente forma parte del Consejo de OXFAM-México.

Recibió el Premio Nacional por la Igualdad y Contra la Discriminación que otorga el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), así como el reconocimiento del Movimiento por la Paz del Estado de Chihuahua. Recibió también la máxima distinción que el Estado otorga al mérito cívico, Presea Estado de Nuevo León.

Por su destacada contribución al movimiento de derechos humanos, fue distinguida con el Premio Alison Des Forges, al Activismo Extraordinario que otorga la organización internacional Human Rights Watch a defensores de todo el mundo.

Dernière modification : 06/02/2015

Haut de page